EmprendimientoGestión

Negocio es negocio y usted… es usted

Una de las causas que acaban rápidamente con un pequeño negocio que pudo llegar a ser un gran empresa y nunca lo fue, es la mezcla del dinero del negocio y los gastos personales.

A fin de administrar esos dos rubros, el dinero se debe llevar por separado de modo que sea fácil seguirle la pista y para que los fondos personales no se usen en gastos del negocio.

LLEVE CUENTAS POR SEPARADO

El dinero del negocio y el que se gasta para mantener el hogar y a la familia se debe llevar por separado. Con ello se evitan confusiones al momento de efectuar pagos de impuestos y otras obligaciones legales, contribuye a que rinda cuentas por el dinero que pertenece al negocio, y le ayuda a llevar control de cómo se gasta el dinero.

El llevar cuentas por separado también protege los recursos personales en contra de las deudas y los gastos del negocio, en caso de que éste no logre tener éxito.

Para lograr el éxito en esta tarea, siga los siguientes pasos:

  • Tenga una cuenta bancaria aparte para el negocio.
  • Guarde el dinero en un lugar seguro.
  • Adopte un buen sistema de contabilidad que le permita llevar un control de sus gastos.
  • Páguese un salario o un dividendo y considere éste como un gasto del negocio.
  • Decida con anticipación qué cantidad de sus ahorros personales desea invertir en el negocio. Establezca un límite fijo que le ayude a determinar si vale o no la pena invertir dinero en dicho negocio.
  • No haga uso indebido de los fondos del negocio.

NO PIDA PRESTADO

En calidad de propietario del negocio, podría verse tentado a considerar todas las ganancias de éste como ingresos personales, pero aunque sea usted quién administra el dinero, no debe tratarlo como si fuera suyo, ya que el hacerlo podría acarrear otros riesgos. Por ejemplo, si empieza a pedir préstamos con el negocio como garantía y luego resulta que no puede pagarlos, la empresa estaría en riesgo, al igual que las inversiones que otras personas hagan en él.

TOME PRECAUCIONES

Si tiene que pedir un préstamo para el negocio, utilice el dinero sólo para los gastos de éste.
Deje bien en claro que si el negocio arroja más dinero de lo que se esperaba en un lapso de tiempo, dicho dinero se debe ahorrar o reinvertir. Usted y los demás empleados tienen salarios fijos y eso no debe cambiar hasta que haga un nuevo análisis financiero del negocio.

MANTENGA EN ORDEN SUS RECURSOS PERSONALES

A continuación se ofrecen algunas ventajas que brinda el tener los recursos personales en orden.

  • Ya sabe de antemano cómo gastar con cautela y llevar un control detallado de los ingresos y de los gastos.
  • Es probable que cuente con un sólido historial de crédito y que tenga buena reputación debido a que ha administrado el dinero con responsabilidad, lo cual le puede ayudar a recibir apoyo para el negocio.
  • Si llegara a necesitar un préstamo, ya tiene un registro de sus finanzas. El presentar sus finanzas en orden ante un banco le ayudará a aumentar sus posibilidades de reunir los requisitos para obtener un préstamo.
  • Le resultará más fácil apartar dinero de sus ahorros para mantener a su familia mientras pone en marcha el negocio o bien, generar ahorros que sirvan para financiar el negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *